Primavera

Primavera es una metáfora.  Primavera se genera y se desarrolla como una mirada lírica de todo aquello que su naturaleza le hace nacer, y recrearse lentamente en su “ir naciendo”. Se establece como una realidad fijada en el crecimiento, a modo de presente contínuo, que nos proyecta mucho más allá de la representación fisiológica  del mundo vegetal. Primavera quiere ser la presentación de una esperanza cercana a lo que E. Bloch definió como esperanza activa, una esperanza constructora y alejada de la espera…

“Si cortamos el tronco del cerezo no hallaremos las flores en él:

la primavera solo tiene la semilla del florecer.” (J.A. Valente)